Hygge: Disfruta de Momentos Acogedores

Hygge: Disfruta de Momentos Acogedores

¿Qué es Hygge?

Hygge es una palabra danesa cuyo significado se asocia con la felicidad que sentimos por las cosas simples.

Para los daneses, los momentos hygge transmiten felicidad e invaden tu hogar de un ambiente cálido – lo cual viene muy bien en invierno o cuando vives en un país como Dinamarca, donde predominan las temperaturas bajas y las horas de luz son más bien escasas... 

Si le preguntas a un danés que te explique el término, lo más probable es que te diga que se trata de un momento acogedor, en el que disfrutas de algo que te hace sentir arropado. Un ejemplo muy típico sería ese momento en el que te acurrucas en tu sofá con una manta y te bebes una bebida caliente delante de una chimenea. Tu entorno te arropa y te invade una sensación de paz y felicidad por el simple hecho de estar ahí, disfrutando de ese momento.

Hoy queremos ayudarte a disfrutar de momentos hygge en tu casa con 3 sencillos pasos...¿Estás preparado?


Cómo Disfrutar de Momentos Hygge en 3 Sencillos Pasos

Paso 1 – El Espacio

Elige una habitación de tu casa, ¡y empecemos a decorarla!
La idea es crear un espacio acogedor al que puedas ir para disfrutar de infinitos momentos hygge. Usa cojines de texturas suaves y de diferentes tamaños para decorar tu sofá, tu cama o cualquier esquina de tu habitación que quieras convertir en una pequeña nube de confort. Añade una o varias mantas en las que arroparte cuando haga frío e ilumina el espacio con luz cálida de manera indirecta – con alguna lámpara colocada en una esquina o apuntando hacia una esquina del techo para que no te dé directamente. También puedes añadir velas perfumadas, que no solo le darán un toque extra acogedor a tu espacio con su luz, sino que su fragancia te ayudará a desconectar y disfrutar del momento en un instante.
Si tienes la suerte de tener una chimenea, ¡no dudes en encenderla! Y si no tienes, te recomendamos esta chimenea virtual creada para Netflix por George Ford – aunque no irradie calor, el simple sonido del crujido de la madera y el vaivén de las llamas te contagiará todo el relax que necesites.

Paso 2 – El Ambiente

Ahora que ya tienes el espacio preparado, la idea es crear un ambiente relajante y  asegurarte de que nada pueda interrumpirlo . Para ello te recomendamos poner música relajante de fondo – si no sabes qué música poner, aquí te dejamos nuestra pequeña selección a través de esta lista de Spotify.

Una vez hayas puesto música y estés a gusto en tu espacio, recuerda apagar tu móvil o bloquear las notificaciones durante unos minutos, para que nada pueda distraerte y sacarte de tu momento de desconexión y confort.

Paso 3 – La Compañía y la Actividad

Finalmente, elige una actividad casera que te apetezca hacer en este espacio y empieza a disfrutar de ella. Puede ser tan simple como quedarte sentado entre cojines y envuelto en una manta mientras observas tu entorno y disfrutas de la música de fondo. O puede que quieras disfrutar de una película mientras te bebes un chocolate caliente acurrucado en tu sofá con tu mascota…
También puedes invitar a un pequeño grupo de amigos o familiares para disfrutar de un momento hygge todos juntos – sea jugando a juegos de mesa, comiendo algo juntos o cualquier otra actividad que se os ocurra.  ¡Cualquier plan acogedor vale, no hay límites!

Esperamos que esta pequeña guía te pueda servir para disfrutar del momento y sacar tiempo cada día para cuidarte con esos pequeños detalles y acciones que te hacen feliz.

 

Receta de chocolate a la taza Nomad

Ingredientes
Cacao en polvo
Leche a tu gusto (vaca, cabra, almendra, avena etc)
Canela en polvo
Nata montada en spray
Mininubes (se puede comprar en tiendas de productos americanos o online)

    1. Calienta la lecha en una cazuela o en el microondas
    2. Echa una buena cucharada de cacao a cada taza, con un pequeña cucharadita de canela y mezcla con otra cucharada de leche hasta que se forme una pasta
    3. Llena la taza de leche hasta arriba dejando un hueco para la nata y mezcla bien
    4. Pon en cada taza una espiral de nata 
    5. Prepara una mezcla de cacao en polvo con un poquito de canela y con un cedazo o colador pequeño, espolvoréalo encima de la nata de cada taza
    6. ¡Pon unas cuantas mininubes encima de la nata y listo!

No olvides echar un vistazo a nuestra Tienda Online, donde encontrarás todo tipo de piezas que no pueden faltar en tu espacio Hygge. ¿Ya las has visto todas? ¡Te esperamos entre mantas, cojines, velas y más!

Ella Koppensteiner